Publicados,  Relatos

Durmientes

Portada Album de Cuentos-Durmientes

Este cuento es uno de los más breves que escribí en aquellos años, fue el precursor de los hiperbreves que vinieron después y la forma de descubrir como contar una historia en pocas palabras.

Cuando se preparaba este libro nos pidieron una fotografía personal para ilustrar la portada y como yo tenía el día tonto y no era capaz de elegir foto alguna saqué del cajón una de mi teta, es la foto donde estoy dando de mamar a mi hijo, todos pensaban que la mamona era yo y la teta de mi madre pero no, la teta es mía, al fin y al cabo pedían una foto original así que salvé el compromiso y la foto no sólo fue aceptada sino bastante comentada, la podéis ver abajo a la izquierda, junto al nombre de la editorial “Catriel”.

Un saludo, espero que os guste el cuento y la teta, nos leemos.

Durmientes.

Soy un psicólogo al que los amigos han recomendado un descanso, tengo dos pacientes o quizá una, lo cierto es que no se parecen en nada, ni siquiera en sus sueños

–Verá doctor, no sé por qué vengo, bueno sí, lo que ocurre es que soy rica, siempre lo he sido, tengo todo lo que deseo y me aburro mortalmente, pero quiero seguir siendo rica el resto de mis días, usted ya me entiende.

Duermo mucho, catorce horas, quizá más, no tomo pastillas pero mis sueños son largos, no puedo despertar, en ellos soy una mujer madura, estropeada, yo no he tenido hijos, sólo caniches, pero cuando duermo tengo seis, es horrible la guerra que dan, mi marido bebe, ahora creo que vuelve a estar en el paro y yo friego escaleras, me despierto agotada, nerviosa, parece todo tan real.

–Doctor, yo no estoy loca, ha sido la señorita del colegio quien me ha hecho venir, pero sólo son nervios, ya se me pasará

Verá usted, tengo seis hijos pequeños, mi marido no es malo, pero ya sabe los hombres.., éste bebe, por eso perdió el trabajo, es bueno, sólo que el alcohol lo saca de quicio y claro a veces se le va la mano, entonces llora, se arrepiente y me jura cosas que después no cumple, pero es mi marido.

De todas formas no venía aquí por eso; verá usted, yo duermo poco, unas seis horas más o menos, esto no es lo raro, son los sueños, en ellos soy rica tengo todo lo que deseo menos hijos, siempre hay unos perros blancos mi alrededor y todo es como en las revistas; siempre sueño lo mismo

3 Comentarios

  • Alvaro

    Hola Bea! Me ha encantado este relato! Me ha sorprendido porque su tamaño no hace justicia a todo lo que cuenta.

    Un beso, nos leemos!

  • bea

    Gracias Álvaro, como digo en el blog fue el primero de una serie de hiperbreves, «Biblicas» es un libro en el que abundan y creo que te gustará, estoy con otras dos autoras, Carmen y Juana, si lo lees me gustaría saber tu opinión. Un saludo

  • INES

    ME GUSTA . BREVE PERO INTENSO . SOY TU AMIGA INES DE ZARAGOZA ,BUENO AHORA DE MALAGA . MUCHOS BESICOS

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies